17/10/17

Consecuencias de la diabetes gestacional [17-10-17]


Consecuencias de la diabetes gestacional

La diabetes gestacional se desarrolla durante el embarazo. Un estudio nuevo encontró que esta también puede poner en riesgo la salud del corazón.

Durante el embarazo, los cambios que suceden en el cuerpo afectan su funcionamiento. En ocasiones, las hormonas que se requieren para poder desarrollar al bebé pueden antagonizar la actividad de la insulina de llevar a la glucosa a las células para poder utilizarse como fuente de energía. Cuando sucede esto, se eleva el nivel de glucosa o azúcar en la sangre, por lo general en el segundo trimestre del embarazo, y se conoce como diabetes gestacional.

Este aumento en los niveles de glucosa en la sangre hace que sea necesario vigilar de cerca el resto del embarazo para asegurarse de que no se desarrollen complicaciones y que no se ponga en peligro la salud de la mamá o del bebé. Es importante tomar medidas para mantener controlados los niveles de azúcar en la sangre.

Generalmente esto se empieza a través de la alimentación y el ejercicio.

Por lo general, la diabetes gestacional se resuelve después de dar a luz, pero estas mujeres tienen un riesgo mayor de desarrollar diabetes y algunas la desarrollan cinco o 10 años después de su embarazo.

Además de esta posibilidad, un estudio nuevo demuestra que la diabetes gestacional también aumenta el riesgo de desarrollar enfermedad cardíaca más adelante en la vida, incluso antes de que se desarrolle diabetes o síndrome metabólico.

Para llegar a estas conclusiones, se le dio seguimiento durante 20 años a un total de 900 mujeres de entre 18 y 30 años de edad en Estados Unidos.

Estas mujeres habían tenido uno o más embarazos y el 13 % de ellas contrajo diabetes gestacional, según menciona el cibersitio Vidaysalud.com.

Los investigadores observaron el grosor de las arterias carótidas (ubicadas en el cuello) de las mujeres que participaron 12 años después del embarazo, cuando tenían un promedio de 38 y 50 años de edad. Aquellas que habían desarrollado diabetes gestacional tenían un engrosamiento mayor en las arterias del cuello en comparación con las que no tuvieron diabetes gestacional ni síndrome metabólico.

Este engrosamiento de las arterias, conocido en términos médicos como aterosclerosis, es una señal temprana de enfermedad cardiovascular.

Este estudio, publicado en la revista de la Asociación Americana del Corazón, deja claro que la diabetes gestacional puede ser un factor de riesgo temprano de enfermedad cardíaca significativo en las mujeres.

Sin embargo, es importante aclarar que, si bien existe una asociación entre el diabetes gestacional y el riesgo de sufrir enfermedades del corazón, no se probó una relación causa-efecto.

De cualquier modo, si estás embarazada, vale la pena llevar una dieta sana y hacer ejercicio para disminuir los riesgos de complicaciones, entre ellas la diabetes gestacional.

Si tienes dudas acerca de la alimentación o el tipo de ejercicio, consulta con tu médico.

Otros problemas

Además el azúcar de la sangre que no está bien controlado en la diabetes gestacional puede traer otras dificultades, de acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC). Algunas son:

Un bebé demasiado grande. La diabetes que no se controla bien causa un aumento en el azúcar de la sangre del bebé. El bebé está “sobrealimentado” y crece demasiado.

Cesárea.

La cesárea es una operación para sacar al bebé a través del vientre de la madre. Una mujer con diabetes mal controlada tiene una probabilidad más alta de requerir una cesárea. Cuando el bebé nace por cesárea, a la madre le toma más tiempo recuperarse del parto.

Presión arterial alta (preeclampsia). Cuando una embarazada presenta presión arterial alta, proteína en la orina y una inflamación frecuente en los dedos de las manos y los pies que no se alivia, puede ser que tenga preeclampsia. Este es un problema grave que amerita ser vigilado muy de cerca por el médico.

13/10/17

Alertan por riesgo de consumir proteína animal en embarazo [13-10-17]


Alertan por riesgo de consumir proteína animal en embarazo

Consumir un alto porcentaje de proteína animal durante el embarazo, podría aumentar el riesgo de padecer diabetes en edad adulta.
 El alto consumo de proteína animal durante el embarazo y en los primeros años de vida aumentan el riesgo de padecer diabetes en edad adulta, alertó el coordinador de la Unidad de Investigación Trasnacional y del Centro de Análisis de Evidencia del Hospital Doctor Manuel Gea González, Pedro Gutiérrez. 

En conferencia de prensa, el médico recomendó a la población en general tener un estilo saludable, y sobre todo en las mujeres que desean embarazarse, así como en las que ya lo están, para evitar el desarrollo de enfermedades.

Gutiérrez aconsejó a las mamás consumir entre 60 y 80 gramos de proteína al día, de preferencia vegetal a la de animal, y dar lactancia materna por lo menos seis meses, ya que la leche materna protegerá al bebé de la obesidad. 

El especialista explicó que de acuerdo con la teoría del origen temprano de la obesidad y la programación metabólica de David Barker, la obesidad y la diabetes tendrían su origen ya sea por exceso o deficiencia de alimentos de la madre o por cambios en los tejidos en los primeros años de la vida de una persona. 

El hecho de que las madres tengan peso excesivo, sean hipertensas y tengan diabetes gestacional durante el embarazo aumenta el riesgo de que el bebé tenga estas enfermedades en la edad adulta, asegura el médico. 

Cuando los niños crecen, puntualizó, sus órganos se moldean de modo que el exceso de proteínas libera sustancias como la insulina, y factores de crecimiento parecidos a la insulina mandan la señal a los tejidos para que crezcan rápido, lo que se desarrolla grasa. 

Entonces los tejidos grasos, en lugar de utilizar la grasa y quemarla, la depositan. Algo similar ocurrirá en los músculos que se infiltrarán rápido de grasa, además, se afectarán los controles en el hipotálamo que sacian el apetito de las personas. 

Existen evidencias de que una buena alimentación en etapas tempranas del embarazo frenan a los genes que causan la obesidad y la diabetes, así que de manera independiente a tener genes por herencia, el riesgo de desarrollar estos padecimientos disminuye.
 

9/10/17

Un estudio relaciona fumar en el embarazo con habilidades de lectura bajas en los niños [9-10-17]


Un estudio relaciona fumar en el embarazo con unas habilidades de lectura bajas en los niños

Las madres que tienen un hábito de un paquete al día podrían tener hijos que se retrasen respecto a sus compañeros de clases

Los niños cuyas madres fumaban uno o más paquetes de cigarrillos al día durante el embarazo tienen unas peores habilidades de lectura que otros niños, halla un estudio reciente.

Los investigadores analizaron datos de más de 5,000 niños de Reino Unido, y compararon sus puntuaciones en una serie de pruebas que evaluaban la precisión con la que un niño lee en voz alta y comprende lo que lee. Los niños fueron evaluados a los 7 y a los 9 años de edad.

En promedio, los niños cuyas madres fumaban al menos un paquete de cigarrillos al día durante el embarazo puntuaron un 21 por ciento menos en las pruebas que los niños nacidos de madres que no fumaban, según el estudio publicado en la edición de este mes de la revista Journal of Pediatrics.

En una clase de 31 estudiantes con una educación y unos antecedentes parecidos, el hijo de una madre que fuma puntuará en promedio siete lugares por debajo en la precisión y la habilidad de comprensión de la lectura que el hijo de una madre no fumadora, concluyeron los investigadores.

"No se trata de una diferencia pequeña, es una gran diferencia en la precisión y en la comprensión en un momento crítico cuando se está evaluando a los niños, y cuando están formando un sentido de lo que significa ser exitoso", señaló en un comunicado de prensa de la Universidad de Yale el autor del estudio, el Dr. Jeffrey Gruen, profesor de pediatría y genética de la Facultad de Medicina de la Yale.

Los efectos de fumar durante el embarazo son particularmente potentes entre los niños con un trastorno subyacente del habla, lo que sugiere una interacción entre la exposición a la nicotina en el útero y un rasgo altamente heredable como la capacidad de habla, añadió Gruen.

El estudio halló una asociación entre el tabaquismo materno y las habilidades de lectura de los niños, pero no probó causalidad.

31/8/17

Tres preguntas pueden detectar una posible depresión posparto [31-8-17]


Tres preguntas pueden detectar una posible depresión posparto

Un estudio encontró que una prueba rápida era tan buena como la evaluación convencional

Tres preguntas sencillas resultaron tan buenas como la evaluación convencional para identificar la depresión posparto potencial entre madres recientes.
"La depresión posparto está subdiagnosticada", afirmó el Dr. Adam Aponte, pediatra y director asociado de reclutamiento y retención de la Escuela de medicina Mount Sinai de la ciudad de Nueva York. "Encontramos que mientras menos preguntas, mejor. Abre la puerta para el diálogo sobre cómo se siente la madre. Lo último que se quiere es una madre deprimida. Se trata de una prueba importante".

Aponte no participó en el estudio, que aparece en la edición de septiembre de la revista Pediatrics.

Según la información de respaldo del estudio, la depresión posparto es el problema más común al que se enfrentan las nuevas mamás. La afección se caracteriza por altos niveles de ansiedad, pero no se evalúa rutinariamente debido a falta de tiempo y otros impedimentos.

Los investigadores dirigen el Programa de maternidad de adolescentes de Colorado (CAMP, por su sigla en inglés) para madres jóvenes y sus hijos, en Denver. El centro, que tiene servicios tanto previos como posteriores al nacimiento, ofreció una oportunidad única para dar seguimiento a las nuevas madres. La Dra. Catherine Stevens-Simon, autora principal del estudio, fundó CAMP y lo dirigió entre 1991 y 2006. Falleció en noviembre de 2007.

Para el estudio, 199 madres de entre 14 y 26 años de edad completaron la Escala de depresión posparto de Edimburgo estándar en consultas de rutina para sus hijos durante los primeros seis meses después del nacimiento.

Luego, las mujeres completaron tres versiones más cortas de la escala.

Una subescala de tres ítems de la Escala de depresión posparto de Edimburgo resultó ser una mejor herramienta de valuación que otras dos formas abreviadas que son casi iguales que el Cuestionario de salud del paciente comúnmente usado.

Para esta subescala, se pidió a las nuevas madres que contestaran "Sí, la mayor parte del tiempo", "Sí, parte del tiempo", "No, no con mucha frecuencia" o "No, nunca" a las siguientes afirmaciones:

* Me he culpado innecesariamente cuando las cosas han salido mal.
* He sentido miedo o pánico sin tener una buena razón.
* He estado ansiosa o preocupada sin una buena razón.

"Elegimos estas tres preguntas porque otros estudios han sugerido que la depresión posparto tiene un gran componente de ansiedad, y esas tres preguntas se relacionan específicamente con la ansiedad", apuntó la coautora del estudio, Jeanelle Sheeder, profesora principal de pediatría de la Universidad de Colorado en Denver. "Probablemente esa subescala resulte razonable también en otras poblaciones, porque en general gran parte de la depresión posparto se relaciona con esa sensación de no saber qué hacer y sentirse asustada o con pánico".

La subescala identificó al 16 por ciento más madres deprimidas que el cuestionario original de mayor longitud.

"La belleza de las tres preguntas es que nos ayudan a detectar lo que le pasa a la paciente, para poder investigar más", señaló Aponte.

24/8/17

La salud bucodental durante el embarazo, clave para evitar transmitir bacterias patógenas al bebé

La salud bucodental durante el embarazo, clave para evitar transmitir bacterias patógenas al bebé


Las patologías más frecuentes durante la gestación suelen ser la 'gingivitis del embarazo', la inflamación y el sangrado de las encías.

heraldo.es

Durante el embarazo la mujer experimenta una serie de cambios en su organismo que pueden provocar la aparición de problemas, tanto en los dientes como en las encías, por lo que es "esencial" reforzar la salud bucodental para así evitar este afecciones, a través de las cuales se podrían estar transmitiendo bacterias patógenas al bebé que se lleva en el vientre, según el director médico de Vitaldent, Gustavo Camañas.

Sin embargo, "únicamente" un 40 por ciento de las mujeres embarazadas afirma que acudiría al dentista si se lo prescribiese su ginecólogo, según la Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración (SEPA), datos "preocupantes" según el doctor Camañas, debido a que existe una relación directa entre las enfermedades periodentales, el parto prematuro y el bajo peso del bebé al nacer. "De acuerdo a esta relación, el feto podría nacer antes de la semana 37 de embarazo y pesar una media de 50 gramos menos de peso", ha subrayado.

Esto podría estar relacionado con la falsa creencia de que las embarazadas no deben acudir al dentista, a pesar de que la visita a este especialista durante el embarazo, "lejos" de estar contraindicada, es "fundamental" para prevenir futuras patologías y para solucionar aquellos problemas que se sufren antes de que puedan afectar negativamente al bebé.

Entre estas patologías, las más recurrentes suelen ser la 'gingivitis del embarazo', la inflamación y el sangrado de las encías, tanto que "entre el 30 y el 35 por ciento de las embarazadas sufren este tipo de patologías durante la gestación", según el experto.

"Además, las mujeres embarazadas son más propensas a desarrollar caries, ya que durante esta etapa se consumen mayores niveles de carbohidratos y, las náuseas o vómitos aumentan el nivel de ácidos en la boca, lo que afecta directamente al esmalte del diente", ha añadido.

Por todo ello, el doctor Camañas ha recomendado a las mujeres embarazadas vigilar y aumentar la higiene bucodental durante todas las etapas del embarazo, mediante un cepillado diario de los dientes tres veces al día, la utilización de hilo dental, cepillos dentales interproximales y complementar con un colutorio especial para encías.

19/7/17

El marisco es bueno para el desarrollo neurológico del bebé, según un estudio [19-7-17]


El marisco es bueno para el desarrollo neurológico del bebé, según un estudio

Los investigadores recomiendan consumir un mínimo de tres raciones de marisco a la semana a las mujeres embarazadas.

Consumir, durante el embarazo, una elevada cantidad de marisco podría beneficiar el desarrollo neurológico del bebé, según sugiere un estudio de los Institutos Nacionales de Salud en Bethesda (Estados Unidos) y la Universidad de Bristol (Reino Unido). Las conclusiones de la investigación, que se publican en la revista The Lancet, muestran un mejor funcionamiento neurológico en los niños cuyas madres consumieron más de tres porciones de marisco a la semana, en comparación con el de aquellos niños que no tomaron o tomaron bajas cantidades de estos alimentos.

La investigación evaluó los posibles beneficios y peligros para el desarrollo infantil del consumo de diferentes niveles de mariscos durante el embarazo. El consumo de menos de tres porciones por semana, unos 340 gramos, se asoció con un aumento del riesgo de que los niños se situaran en el cuartil más bajo de coeficiente intelectual verbal, en comparación con madres que consumían una cantidad mayor a esta.

Así mismo, el consumo reducido de mariscos se asoció con un mayor riesgo de progresión por debajo de lo habitual en la conducta prosocial, las habilidades motoras sutiles y el desarrollo social. En las distintas medidas, un menor consumo de marisco durante el embarazo se correspondía con un mayor riesgo de progresos en el desarrollo por debajo del nivel óptimo.

Según los investigadores, aunque los mariscos son la fuente principal de ácidos grasos omega 3, esenciales para el desarrollo óptimo del cerebro del feto, las autoridades estadounidenses aconsejan a las embarazadas limitar su consumo a 340 gramos semanales para evitar la exposición del bebé a neurotoxinas procedentes de restos de contaminantes.

Los resultados, señalan los autores, indican que no existen datos que apoyen tal advertencia y subrayan la importancia de no consumir una cantidad menor a las tres porciones semanales de marisco.
 

12/7/17

Consulta preconcepcional: el primer paso hacia un embarazo saludable

Consulta preconcepcional: el primer paso hacia un embarazo saludable


Programar el embarazo es prepararse integralmente para la maternidad.


losandes.com.ar

El embarazo es un hecho biológico, y no una enfermedad. Sin embargo, sus protagonistas deben estar preparados para asumir responsabilidades y enfrentar dificultades, entendiendo que existen condiciones que pueden complicar tanto la gestación como el parto y terminar en un resultado no deseado para la mamá o el bebé. 

Definimos como “riesgo” a la probabilidad de que una situación desemboque en un resultado desfavorable. Para cada mujer, y en cada embarazo, esta probabilidad es diferente y por lo tanto es su derecho -tanto como su responsabilidad- acceder a esta información antes de tomar la decisión de tener un hijo, a fin de prepararse para una maternidad más segura y saludable. No obstante, en nuestra comunidad la mayor parte de los embarazos asistidos en el sector público no han sido programados y es frecuente, además, que el control prenatal comience en forma tardía, lo cual limita la posibilidad de tomar acciones que prevengan eventuales complicaciones.

¿Es posible identificar factores de riesgo y disminuir sus efectos antes del embarazo?


La respuesta es sí. La mayor parte de estos factores existen con anterioridad a la gestación y podemos actuar sobre ellos, siempre y cuando la futura mamá tome contacto con el sistema de salud antes de programar un embarazo.

¿Existe una forma simple y accesible de que las mujeres en edad reproductiva puedan alcanzar este beneficio?

Nuevamente, la respuesta es sí. La consulta preconcepcional es un encuentro entre el equipo de salud de Gineco-Obstetricia y la mujer que desea programar un embarazo, permitiéndoles trabajar juntos sobre aquellas condiciones físicas, psíquicas o ambientales que pueden perjudicar el curso normal del mismo.

De este modo, la futura mamá podrá recibir información sobre los cuidados que requerirá antes y durante la gestación, así como una atención personalizada a través de la cual conozca y pueda modificar sus propios factores de riesgo antes de que la misma se produzca.

¿La consulta preconcepcional es solamente responsabilidad de las mujeres?

No. También es importante que los varones en edad reproductiva reciban información acerca de las condiciones que hacen a un embarazo saludable y a los factores de riesgo -tanto maternos como paternos- que pueden perjudicar la gestación y el nacimiento de sus futuros hijos. Lo ideal es que, frente a la decisión de planificar un embarazo, ambos miembros de la pareja participen de la consulta.

¿Cómo puede incidir la consulta preconcepcional en favor de un embarazo más saludable?


-Educando sobre conductas beneficiosas para el cuidado de la gestación.

-Asesorando sobre el riesgo de que el bebé presente una anomalía cromosómica o una enfermedad hereditaria.

-Evaluando y disminuyendo la exposición a tóxicos que dañan tanto a la mamá como al bebé (contaminantes ambientales, tabaco, alcohol, drogas).

-Detectando y tratando enfermedades infecciosas.

-Vacunando contra infecciones con riesgo severo para el bebé si se contraen durante la gestación.

-Diagnosticando y tratando trastornos alimentarios (obesidad, anorexia).

-Evaluando el riesgo de un potencial embarazo en mujeres portadoras de enfermedades previas a la gestación.

-Modificando tratamientos y controlando la evolución de enfermedades previas a la gestación con mayor riesgo para la mamá o el bebé.

-Diagnosticando precozmente cáncer ginecológico.

-Detectando y actuando sobre situaciones de violencia doméstica.

-Brindando anticoncepción efectiva a las mujeres que por alguna condición clínica necesitan diferir la programación del embarazo hasta completar algún tratamiento.

-Asesorando a cada mujer acerca del nivel de complejidad que requerirá el control de su futuro embarazo, de acuerdo con los factores de riesgo que presente.

¿Dónde acudir para realizar una consulta preconcepcional?


En el sector público, los centros de salud y hospitales periféricos tienen consultorios de Ginecología y Obstetricia en los que un profesional médico especializado o un Licenciado en Obstetricia pueden hacer las tareas de educación para la salud, realizar una evaluación inicial del riesgo, solicitar estudios y efectuar consultas o derivaciones a otros miembros del equipo de salud, de acuerdo a lo que se necesite en cada caso. También en los consultorios de Gineco-Obstetricia del ámbito privado, los médicos especialistas desarrollan eficazmente esta tarea.

Los avances de la ciencia y la tecnología nos permiten hoy afirmar que la salud de los individuos depende en gran parte de la calidad de su vida anterior al nacimiento. Por lo tanto, programar el embarazo es mucho más que desear la llegada de un hijo; es  prepararse integralmente para la maternidad. Así, tan importante como el derecho de una mujer a decidir cuántos hijos tener y cuándo hacerlo, debe ser su compromiso de cuidar de ellos desde antes del momento de la concepción.


Esta nota es un aporte de la SOGM Sociedad de Obstetricia y Ginecología de Mendoza.

21/5/17

Los cuidados que debes tener en el embarazo ¡Ojo con el sushi y comer por dos! [21-5-17]


Los cuidados que debes tener en el embarazo ¡Ojo con el sushi y comer por dos!

¿Existe riesgo de comer sushi, tener un gato o tomar sol? Son algunas de las consultas más frecuentes que reciben los especialistas por parte de las embarazadas. La Dra. Norma Urbano, gineco-obstetra de Red de Salud UC CHRISTUS revela qué hay de cierto o de mito en torno a las precauciones que deben tomar las futuras madres.

Aún existen mujeres que no se atreven a hacer muchas preguntas a sus respectivos ginecólogos o, bien, el tiempo de atención en la consulta es tan corta que no alcanzan a
preguntar qué aspectos del diario vivir podría poner en riesgo al hijo que esperan. Con el objetivo de despejar estas dudas y basada en las preguntas más frecuentes que le hacen sus pacientes, la Dra. Norma Urbano, gineco-obstetra de Red de Salud UC CHRISTUS, aclara las verdades sobre el embarazo:

- Evitar consumo de sushi, ceviche y quesos artesanales: Una de las infecciones más graves que puede afectar a las embarazadas es la producida por Listeria Monocitogenes. Ésta bacteria puede contaminar alimentos de origen animal, carnes y lácteos no pasteurizados. En adultos sanos la infección puede producir un cuadro diarreico y en ocasiones febril. Sin embargo, en las embarazadas tiene una predilección especial por el tejido placentario, desde donde puede infectar al feto, causando abortos en el I trimestre y partos prematuros e, incluso, muerte fetal en la segunda mitad del embarazo. Por lo tanto, las embarazadas deben consumir productos lácteos pasteurizados, evitar quesos blandos y nunca consumir carnes ni pescados crudos.

- Precaución al tener contacto con gatos: El contacto con los gatos domésticos se considera un factor de bajo riesgo para contraer toxoplasmosis, infección parasitaria -causada por el Toxoplasma Gondii- que puede producir importantes alteraciones a nivel de sistema nervioso central fetal. La infección se adquiere por la ingestión de carne cruda o alimentos poco cocinados que contengan quistes del parásito. Para disminuir el riesgo de infección debe evitar el consumo de carnes crudas o mal cocidas, lavar cuidadosamente las manos después de manipular este alimento crudo, lavar cuidadosamente frutas y verduras y evitar el contacto con materiales potencialmente contaminados como las heces de los gatos.

- Se puede realizar actividades físicas: Puede realizar las actividades habituales, por ejemplo, trabajar o realizar los quehaceres de la casa. Sin embargo, es mejor evitar actividades exageradas que produzcan agotamiento o riesgo de lesiones corporales.
Realizar ejercicios durante el embarazo ayuda a adaptarse a los cambios físicos que experimentan y a prepararse físicamente para el parto, además, reduce la sensación de inactividad y mejora el ánimo. Sin embargo, el embarazo no es el mejor momento para que una mujer que ha sido sedentaria inicie actividad física de alta exigencia.

- Se puede mantener una vida sexual activa: Mientras no represente incomodidad para la paciente. Sin embargo, si la paciente tiene historial de abortos, parto prematuro, sangramiento genital o dolor pélvico, es mejor evitar la actividad sexual y consultar con el médico.

- No ingerir bebidas alcohólicas (incluido vino tinto) y cigarro: Algunos estudios demuestran que existen sustancias tóxicas o dañinas que pueden ser traspasadas de la madre al feto. Por ello durante el embarazo es importante no ingerir alcohol, tabaco y drogas.
El consumo de tabaco se asocia a bebés prematuros y de menor crecimiento. Por su parte, el uso exagerado de alcohol durante el embarazo se asocia a diferentes anormalidades, tales como restricción en el crecimiento pre y postnatal, anormalidades cráneo-faciales y retardo mental (daño sistema nervioso central).

- Evitar el consumo de café, té y bebidas con cafeína: La cafeína genera taquicardia (palpitaciones) en las embarazadas. Además consumos moderados y altos de cafeína durante el embarazo (mayor a 150 mg/día) se han asociado a bajo peso de nacimiento, por lo cual el consumo de cafeina se debe restringir a niveles bajos durante el embarazo o preferir productos descafeinados.

- No es necesario evitar viajes y puede conducir un auto sólo si el volante está a cierta distancia: En general, los viajes por cualquier medio son seguros para la mayoría de las mujeres embarazadas. La época más recomendable para realizarlos es el II trimestre porque en esta etapa las mujeres se sienten mejor y tienen menos riesgo de aborto o parto prematuro.
Si realiza un viaje largo en auto (más de 2 horas) debe procurar hacer paradas cada cierto tiempo, para caminar y evitar calambres. Cuando la embarazada es quien conduce un auto, debe tener presente que
la distancia entre el volante y el vientre debe ser 20-25 cm. Siempre debe usar cinturón de seguridad, con la parte superior de este sobre el borde superior del útero y la parte inferior sobre la zona ósea o pelvis.

- Riesgos de tomar sol: Las hormonas del embarazo producen cambios en la coloración de algunas áreas de la piel. Existe una hiperpigmentación llamada cloasma que se puede presentar en las mejillas, pezones y en una línea delgada que va del ombligo al pubis llamada "línea parda". Esta hiperpigmentación se atenúa después del parto. Por esta razón se recomienda utilizar cremas para el día con filtro solar y evitar o moderar la exposición directa al sol, sobre todo en verano.

- No alimentarse por dos: Esta actitud solo conducirá a un exceso de peso, el cual es perjudicial para la embarazada, ya que la obesidad se relaciona con otras enfermedades como diabetes e hipertensión arterial, que también son perjudiciales en el embarazo.